Cambios a la ley de inclusión

Señor director:
El actual gobierno ha anunciado una iniciativa legal para revertir los avances logrados en materia de no discriminación arbitraria y segregación escolar. Esta marcha atrás implicaría que en los liceos de alta exigencia se aumentará del 30% al 100% el factor académico para seleccionar el ingreso, es decir, se seleccionaría por calificaciones a la totalidad de los postulantes. Preocupa no tan solo por ese grupo particular de liceos, donde ya se había definido una cuota limitada de selección de estudiantes por rendimiento académico, sino que se pretende, además, extender esta nueva categoría a todos los establecimientos, seleccionando al 30% de los estudiantes en función del proyecto educativo.

Examinando el comportamiento de establecimientos que calificarían como de alta exigencia en las regiones donde ha comenzado a operar el sistema, de 139 establecimientos que podían calificar y realizar procedimientos especiales de admisión, solo un 14% decidieron hacerlo. Estos datos indican que los actores educativos responden al desafío de superar la segregación escolar.

Estas medidas no solo implican un retroceso, sino que dejarán a mitad de camino el trabajo de docentes que se comprometieron con la inclusión, valorando el esfuerzo y el mérito de cada uno de los estudiantes y no solo de algunos.

En la nueva propuesta gubernamental la educación no se pone al servicio de acabar con las brechas de desigualdad sino de su reproducción. El rendimiento académico tiene un correlato demostrado con el origen socioeconómico y el capital cultural de las familias. El rendimiento escolar no debe ser una condición que determine la calidad de la educación que se recibe.

Ernesto Águila
M. Isabel Díaz

Programa Educación Instituto Igualdad

La entrada Cambios a la ley de inclusión se publicó primero en La Tercera.

Comments are closed.