Lanzan plan para bajar uso de agua en empresas del agro

El informe “Radiografía del agua”, coordinado entre otros organismos por Fundación Chile y publicado este año, señala que al menos 20 cuencas del país poseen un índice de brecha hídrica alto a moderado, lo que significa que existe tensión entre la oferta y demanda en esos sectores, en distintos niveles.

La cuenca del río Los Choros lidera la brecha, con un 824%; le sigue La Ligua, con 129%. También figuran Rapel (21%), en el que se recomienda un ordenamiento entre la oferta y la demanda del recurso, además de Maule (13%) y Maipo (17%), cuencas en las que su porcentaje indica que la disponibilidad de agua se está convirtiendo en un factor limitador del desarrollo.

En estos tres últimos lugares, más la cuenca del Itata, es donde se expandirá la segunda parte del programa Suizagua, que ejecuta Fundación Chile, y que busca no solo medir por primera vez la huella del agua de las empresas del agro, sino que aplicar una norma, la ISO 14.046, para certificar la adecuada gestión de la huella o el gasto de agua de las empresas.

Las firmas que se sumarán a este programa son todas del rubro agrícola: Frutícola Olmué, Minuto Verde, Olivares de Quepu, Whatt’s y Aconcagua Foods. Claudia Galleguillos, líder del área de Sustentabilidad de Fundación Chile, explica que incorporar el ámbito agrícola es importante, porque este sector consume al menos el 87% del agua versus otras áreas productivas, como la industrial, donde su uso no llega al 1%. “Somos un país agroexportador, entonces al abordar el tema agrícola se puede abordar un gran ámbito de la brecha hídrica en Chile, tendría una mayor impacto”, advierte.

El plan al 2020 es reducir en 5% los consumos directos, pero las empresas quieren superar esta meta. “Nos hemos planteado como meta reducir, al menos, en un 5% los metros cúbicos de agua utilizada por cada kilogramo de producto terminado en planta, en el plazo de un año y un 13% en el transcurso de tres años”, dicen desde Minuto Verde, que posee sus instalaciones en San Fernando, cuenca del río Rapel. “La cuenca presenta algunas alteraciones producto de intervenciones humanas, como por ejemplo deforestación, erosión, extracción de áridos, cambios en el caudal y régimen fluvial producto de las operaciones de riego y generación eléctrica”, señalan.

En la primera fase de Suizagua, que se realizó entre 2013 y 2015, se trabajó con empresas del rubro industrial: Clariant, Grupo Polpaico, Tinguiririca Energía, Mall Plaza y Nestlé, que en conjunto lograron ahorrar 11.425 metros cúbicos por mes, equivalente al consumo de 27.366 personas.

Gracias a este programa, en Polpaico saben hoy que por kilo de cemento gastan 2,6 litros de agua, para ello instalaron instrumentos para medir la huella hídrica. “En nuestro proceso productivo de cemento requerimos del uso del agua, por lo que significaba un gran desafío y un compromiso con las comunidades de la zona donde hace años se presentan altos niveles de escasez hídrica”, explican desde el área de Sostenibilidad.

Una de las estrategias de optimización de Polpaico, además de la medición instrumental, fue la creación de una planta de biofiltros, que a través de totoras realiza el tratamiento de las aguas, para luego de la cloración reutilizarla en riego en Tiltil.

La entrada Lanzan plan para bajar uso de agua en empresas del agro se publicó primero en La Tercera.

Comments are closed.